Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

martes, 30 de septiembre de 2014

DESPUÉS DE TU BESO





Después de tu beso no estuve con nadie
después de tu beso y de mi beso,
y si hubiera estado, si alguien muy atrevido
hubiera intentado internarse en mi lengua,
en mi saliva,
habría naufragado.

Porque después de tu beso no hubo nada,
se desmayaron todas las ausencias
y a las sombras que volvieron por sus fueros
la claridad las puso de culo contra el viento.

De manera entonces que después de tu beso
navegaron en dólmenes las tardes,
levaron sus ternuras, sus ventrudos bajeles,
y sobre las piedras se volvieron 
prisioneras del tiempo.




Amilcar Luis Blanco ("El beso", pintura de Rocío Luna - "El beso" de Pablo Aldovan)

lunes, 29 de septiembre de 2014

EL BAÑO

Me sacudo de espuma en tanto cuerpo,
de jabón amarillo con patente
y quito fiebre y quito saciedades,
la espuma me recorre y me pervierte
y mis manos de sombras y caricias.

 
que antes estaban sucias y anhelantes
se convierten, ahora, se transforman
en palpables de lisas y elocuentes


El mundo en salvaguarda
detrás de las ventanas
y los ojos.
Y mis manos de fiebre,
de caricia,
sobre mi rostro y cuerpo,
lavándome de mundo.
El jabón amarillo y necesario
de cirujanos y ásperos orfebres,
resbalando en mi piel,
hecha una lengua,
tornadiza y caliente.

 Agua, espuma en penachos.
Los azulejos blancos,
marchándose en bandadas.
recayendo
en el lodo que soy
 sobre  cabeza y  cuerpo
debajo de la ducha,
empapado, latiendo,
escurriendo la espuma.
Este peso de agua que me absuelve,
bautismal como el alba antes de la jornada.

Amilcar Luis Blanco ("Cuarto de baño. Mujer lavando sus pies" por Pablo Picasso)

sábado, 27 de septiembre de 2014

En el país de la libertad - León Gieco

EL GATO DE CHESHIRE




Te busco en los correos y  las fotografías,
busco tu voz, tu cuerpo, tus ojos y ademanes.
Tu ausencia se acomoda en todos mis desvanes
y es gato de cheshire mezclándose en mis días.

Hay arcanos, fantasmas, en las piezas vacías
donde ubicua apareces,  ligándome en hilvanes
recuerdos con lugares, penurias con afanes
y no hay Dios que te atenga a las memorias mías.

Ando por los senderos y las filosofías
Soy el gato cheshire de todos los truhanes,
el que juega sus cartas en todas sus porfías,

contra olvidos de fiestas y fúnebres desmanes,
saltándome con ojos de escaldadas manías
que traspasan tinieblas entre peces y panes.

Amilcar Luis Blanco  ("El gato de cheshire" pintura de Oxana Zaika)

jueves, 25 de septiembre de 2014

DESCUBRIMIENTO



Cuando llegaste a mi yo no te conocía,
como siempre.
Porque nadie conoce a nadie.
Solos entre soledades andamos

Pero cuando te fuiste comprendí la dicha
de haber estado juntos
aunque al llegar a mí hubieses sido anodina.
Igual a esos lugares inmarcesibles de paradisíacos

Cuando nos encontramos todo te velaba,
todo te escondía. Eras un sol tras el planeta;
enmascarada por la pequeña sombra que te hacía.
Pero ahora tu deslumbrante plata se ha marchado
y me he quedado proyectando mi pequeña sombra.

Amílcar Luis Blanco ("Digresión filosófica" por Edward Hooper)

lunes, 22 de septiembre de 2014

PRIMAVERA





Primavera, si fueras mujer me gustaría
estar entre tus noches y tus piernas,
tomar tus manos, beber en tus cisternas
y hacerme  luz hermana de tu umbría.

Primavera, si fueras mujer te violaría,
perdería mi fuerza en tus tetas eternas,
tomaría tus flores como zafias mancuernas
para  labrar lo fértil de tu tierra baldía.

En tu temperatura templada buscaría
la ternura de alcoba que guardan tus cavernas
y en ellas como fresco sopor me acostaría

Y en pájaros y en cielo desde oscuras tabernas
levantaría alcoholes y por ti brindaría
por tus lavas de savias arcanas y maternas.


Amílcar Luis Blanco  ("Primavera" oleo de Emile Rene Menard)





sábado, 20 de septiembre de 2014

Rodolfo Mederos. Música en el Salón Blanco

Rodolfo Mederos- Tres tangos antiguos

LAS SÍLABAS DE SOMBRA




Van saliendo las sílabas de sombras
de la palabra del Talmud, de la coránica mezquita,
van saliendo las sílabas de sangre
y se transforman en misiles áureos y flamígeros
como si fueran ángeles.

Va saliendo la muerte a cada instante
del versículo terco entre las dunas,
van saliendo las sílabas sin nadie
Y llegan a los cuerpos de vidas indefensas
Y forman poblaciones de cadáveres.

¿Hasta cuándo las sílabas vacías
de palabras vacías que engordan los instantes
seguirán convirtiéndolos en  sombras?
¿Hasta cuándo en la arena y el desierto
las soberbias palabras engañando a las gentes
en las ciudades frágiles y blandiendo sus sílabas

las sílabas de sombra, las sílabas de sangre?

Amílcar Luis Blanco

jueves, 18 de septiembre de 2014

DESDE LUEGO






No siempre, hay que decirlo, sí algo ciego,
esto de andarme a cuestas a puro solipsismo
duele por donde miren. Desde luego el abismo.
Desde luego la tierra, desde luego.

Transporto mis camorras, mi sosiego.
Por supuesto ilusiones y temores de sismo,
menos veces placeres y un quietismo
que me detiene en forma y con apego.

Para sentirme sin mis muertes  debo
abandonarme un poco, sin altruismo,
echarme en algún banco cuando bebo.

En suma, distraerme de tanto paroxismo,
Escuchar a Mederos, a Piazzolla o al Bebo.
Olvidarme que lloro, y  sigo, y soy el mismo.-


Amílcar Luis Blanco ("La persistencia de la memoria" Oleo de Salvador Dalí)


martes, 16 de septiembre de 2014

EN LA GUERRA, MUJERES . . .


siguiente -- next








En la guerra, mujeres, las soledades  crecen
Y esa leche que pierden vuestros desnudos pechos
es la líquida luna cayendo en los barbechos
de las tierras abiertas y cuerpos cuando escuecen.

En las turbias heridas de vidas que perecen
hay naves de quehaceres navegantes deshechos,
bogan entre tinieblas, marasmos contrahechos
y quiebran con sus proas la paz y la estremecen.

En la guerra, mujeres, vuestros flujos guarnecen,
una esperanza mansa de suaves antepechos
y la luz y la leche les brotan y enternecen

secos miembros partidos, arduos cuerpos maltrechos,
toda la tierra misma y el mar  donde se mecen
ojos blancos; soldados  sobre angustiados  lechos.

Amilcar Luis Blanco ("Las bañistas" Oleo de Carlos Quizpez Asín)

MUJER ANGÉLICA



Arte para amar tu cuerpo



Hay un ángel sediento en tu mirada
y hasta en tus manos cunde su ternura
y sin embargo un trazo de amargura
te pone ojos y labios en sombras, solapada.

Un ángel retrocede en cada madrugada
y recuesta en tu cuerpo su invisible estructura
pero deja en tu rostro su ambigua donosura
y te envaina en el sexo su flamígera espada.

Y aunque presa en el ángel tu beldad se asegura
Oscilas en el miedo con tu belleza oscura
Y cuando te sonríes pareces lastimada.

Luzbel de los adioses, vas hiriente y futura.
Te asomas a mi cuna y hasta mi sepultura
aunque un  filo de hielo te tenga amenazada.


Amilcar Luis Blanco  (Pintura de Tanya Torres)

lunes, 15 de septiembre de 2014

TU CIELO
















Llega hasta mi tu cielo, tu destino,
tus maneras de ver, tus entretelas
y las recibo y tejo entre mis sueños.
Les doy la bienvenida con mi intención absorta.

Urdo la telaraña silenciosa
remontándome siempre en ese cielo
que no se deja ver del todo,
que sólo muestra un ángulo;
el de tu sonrisa hecha de nube, hecha de sal desnuda.

Una sal de luz molida y fina
colgada de un vértice del infinito,
pendiente del extremo de una estrella
tan inalcanzable como mi propio nacimiento,
pero esplendente siempre.

Sólo tengo mis ojos para verlo,
para ver ese cielo prometido.
Y desde mis ojos se desborda.
Desde mis ojos cae y se desborda
para que así me sienta oceánico y terrestre al recibirlo.

Amilcar Luis Blanco (Pintura de René Magritte)

sábado, 13 de septiembre de 2014

PASIONAL





Cada vez más adentro de mi cuerpo,
tu cuerpo.
Cada vez más latiendo en mi deseo,
tu latiente deseo.
Cada vez más en pos de mi horizonte,
tu horizonte.

Cuento para tomarte tu tomarme.
Y para ver tú ver.
Te cifro en siempre.

Vivo en nuestro vibrante todavía.

Reunirme con tu cuerpo y mi deseo
Desearme vos para desearte siempre
Comulgar con tus trémulas tensiones
Convertirnos los dos en horizonte.

Amilcar Luis Blanco ("Abrazo", pintura de Alberto Acedo Quevedo)

lunes, 8 de septiembre de 2014

EN EL BAR








En el bar, cejijunto de atardecer, damas y caballeros
meterán su cuchara en la charla hasta agotarla
y la jibosa luz les lamerá las testas, avivará  saleros
y entre botellas, humos, voces, risas,  disipará la parla.
Y la humedad añil, tras los vidrios se poblará de niebla,
del corazón azul de la tiniebla.
La soledad enlazará espacios y anaqueles
y ajustará en cada cuello sus anfibios cordeles.

El trajinar levantará en el alba, párpados y cortinas,
verterá del sonido en las veredas sus altos decibeles.
Hasta entonces habrá habido insidiosas noches, bar y esquinas.
Contra  barras y estaños sobre  mesas, en whiskys y licores,
vinos,  cervezas,  cócteles y miradas cansinas,
el tiempo habrá escanciado, procaz y lento, sus líquidos sabores,
su inocencia paciente y libertina.

Amilcar Luis Blanco (Pintura de Vincent Van Gogh)

viernes, 5 de septiembre de 2014

RECOGIMIENTO






Tu cuerpo se parece a una frugal caída,
simulando ser dulce, paciente, reposada.
A un volumen ebúrneo, a una paciencia usada;
ánfora insuficiente para cualquier partida.

Tu rostro es una sombra de pudor retraída,
un secreto en unánime ansiedad concentrada.
Tus piernas, ancas, muslos, te mantienen volcada
en un instante ungido a una pasión perdida.

En tu recogimiento hay una urgente huída
del día que pudiera seguir a tu jornada,
hay un rechazo augusto al que rindes echada

la belleza suntuosa de tu cuerpo y tu vida.
Mujer, sólo el silencio te restaña la herida
del ardiente desvelo de verte abandonada.

Amilcar Luis Blanco  (Pintura de Delphin Enjolras)












FEMENEIDAD DE MARIPOSA



mujeres-pintura-al-oleo

Tendido junto a vos, recién despierto,
acaricio la aurora que es tu cuerpo
donde la sangre tiembla, parpadea,
como una mariposa contra el viento.

Abarco tu contorno en mi mirada
y advierto en él dos trémulas membranas.
Siento latir tu vida en racimos de vasos,
en arterias arbóreas y alveoladas.

Siento tu tez marrón, tu interna rosa,
y tus oscuros párpados hechos frágiles alas.
 Florida mariposa es tu piel cincelada
y tu cuerpo un refugio de vuelos y alboradas.

Amilcar Luis Blanco (Pintura hiperrealista de Serge Marshennikov) 

jueves, 4 de septiembre de 2014

LA ILUSIÓN





















Estoy en cada gota del silencio,
en cada nota,
saliéndome del cuerpo en el que vivo a cada rato
o creyendo que lo hago
y regresando a él cautivo de todos mis reveses.

Y ese fuera de mí en  que me prodigo
es la ilusión; la creencia en lo invisible.
En una transparencia que atraviesa mis días
y es pura luz y lo contempla todo
pero que al cabo cae, acuartelada.

El sueño de un poeta, de un hombre,
viajando omnipresente
en una ubicua fantasmagoría que tiene
el tiempo de una vida convertido
en infinito aun inexplorado.

Amilcar Luis Blanco ("El hijo del hombre", pintura de Rene Magritte)

lunes, 1 de septiembre de 2014

LA PAZ DEL AMOR


Si me caigo de vos, me desmorono.
En nuestra singladura está la suerte
porque aun siendo de a dos hasta la muerte
en cada uno está nuestro abandono.

Un abismo nos tira del encono
si nos herimos; el hendirnos vierte
ese puente de paz y nos convierte
en seres deprimidos, agrio abono

de un tierra escabrosa, seca, inerte. 
En la paz del amor alza su tono
lo seminal de a dos, fértil y fuerte.

En la paz del amor hoy me apasiono
y te siento y espero siempre verte
ilusionada en mi, reina en tu trono.


Amilcar Luis Blanco ("Dante y Beatrice", pintura de Anna Carll) 


La vie en rose - Louis Armstrong