Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

lunes, 26 de septiembre de 2016

ORÍGENES DE BARRO



Barriendo el aire
en una zona descompuesta.
Barro de Orígenes.
El río había sido.
Ahora era un natatorio chirle
Flotando sobre el cieno
los desperdicios.
Alguien nada y se mueve
en esa sopa espesa.
Se refugia y quiere,
como insecto atrapado,
evitar la zozobra
de la asfixia,
el naufragio.
No hay cabos de esperanza
a los que agarrarse.
Sólo hay olvido
en el cielo pálido.
En el horizonte pálido
sólo hay olvido.

Amílcar Luis Blanco ("Modernidad líquida", obra de Zygmunt Bauman)

FRAGILIDAD




Somos todos tan frágiles.
Sufrimos.
Y en la carrera ingente de la vida
nos vamos retrasando,
deteniendo.
De modo tal que el mundo
presuroso
nos pasa por encima.
Nos demuele.

Somos así, traumáticos,
traumados.
Heridas, cicatrices.
Amontonamiento de lágrimas.
Disfónicos sollozos
y sólidas costumbres aunque hieran.
Cuchillos de soberbia
nos van muy poco a poco
desgajando.

Tal los amigos que hemos visto irse.
Las sumas y las restas que el destino
en forma miserable
del amor nos impone
y de su ciencia. 
Destemplando las ganas.
Inundando de gris y de tristeza
nuestros sitios sin nadie.

Y vamos decantando,
decayendo,
por los rincones mismos del naufragio.
Las calendas oscuras que nos llevan
nos desnudan los cuerpos
hartos ya de presagios.
 Entregan a las sombras lo que queda;
sus raudas contingencias al olvido.

Amilcar Luis Blanco (Pintura de Margarita Georgiadis)

miércoles, 21 de septiembre de 2016

BACANTES





Yo no puedo hacer nada
con tanta vida suelta y descocada.
Hay complicaciones esperándome en la puerta.
Antiguas, nuevas, complicaciones siempre.
Hay algo/ un aire hirsuto y no se muestra,
no asoma suficiente mente /el gesto el presagio
la cara, el nomeolvides enhiesto, la mampara
y el rastro de la tristeza color gris /olor a ajo.

Hay una sucesión soñada de detalles.
Viniendo en pos de mi / un ejército de fantasmas.
Una arrogancia de alamares y fiestas
propagándose entre famélicas bacantes
de piel seráfica/y obseden/y castigan/y demuelen.
Entre las flores de sus manos y sus besos al aire
sus ojos absorbentes no dejan de mirarse y de mirarme.
Enarbolan cuerpos en cornisas y gárgolas.
Zigzaguean entre las sombras y centellean y encandilan.

El pérfido testigo de las noches se sonríe y se rie
porque todo lo puede a carcajadas/ a horcajadas y arcadas.
El pérfido testigo de las noches se emborracha de sí mismo
espejándose en ellas/serpentea y gotea liquidado/ hecho trago.
Cae con frescura de palmera sobre oropeles y pétalos.
Cae mórbido movido sobre las carnes mórbidas latientes
de mujeres ardientes, labios abiertos, trémulos, absorbentes.
El fauno, sátiro, cuya pelambre crece, cada vez más lascivo.
Y cada vez más terco y suficiente, encaramado,
hundiéndose en los cálices/ su tallo lastimado por ménades
danzantes sucesivas/ en vórtices vertiginosos de piernas
y muslos pantorrillas nalgas senos /hombros bronces de Venus.

Amílcar Luis Blanco ("Las bacantes", ilustración por Ernest Bieler)


sábado, 17 de septiembre de 2016

BAILARINAS DE AGUA



La Danza


Hay mujeres de agua y energía envolvente.
Bellezas que se yerguen de torsos y de manos,
surgidas de las piedras gastadas de una fuente,
todas de luz los ojos, de pómulos ufanos.

Minas de pura sangre y de latido urgente,
desnudándose altivas hacia cielos y arcanos,
de piernas milongueras, corazones cercanos,
excelsas, milagrosas de cálido ascendiente.

Las siento deslizarse entre tus pasos.
Y una sensual y rítmica habanera
guardada en la elegancia de tus brazos.

Ardes surgente,  líquida y ligera.
Creciente desde lánguidos regazos
Como el agua bailando a su manera.

Amilcar Luis Blanco (Pintura de Henry Matisse)

lunes, 12 de septiembre de 2016

TRANSFORMACIONES


mama papa esta herido yves tanguy pinturas surrealistas


una multitud fluía bajo el puente de Londres, tantos,
no había pensado que la muerte hubiera deshecho a tantos.

T.S. Eliot, de "The waste land". Traducción de A.L.Blanco
Hoy he visto un gentío
de caballos y sombras
y de yeguas airosas.

Eran carros de asalto,
vehículos blindados
y portaban misiles.

Hubieron de alinearse
tras de las alambradas
esperando instrucciones.

Algunos gimoteaban
y soltaban de a poco
su reserva de lágrimas.

Bajo un cielo de lluvia.
Tras telones de llantos
sus metales de cuero.

Filosofía expuesta de los cuerpos
transformados en dóciles objetos
por desgracias sin texto.

Por desgracias mutándolos a ruedas,
cambiándolos a fierros ancestrales,
a tuercas, municiones y metales.

Amílcar Luis Bllanco ("Mamá, papá está herido", obra pictórica de Yves Tanguy)

sábado, 10 de septiembre de 2016

Yo no sé qué me han hecho tus ojos

CEGUERAS




Hay quienes sin ser ciegos sólo ven lo aparente.
No sólo de los ojos, la ceguera
suele ser condición del alma entera.
Hay quienes siendo ciegos ven lo oculto y ausente.

Ver el agua y sentirla blanda, fría o caliente.
Por su temperatura entrar en su manera
y que dentro nos moje la experiencia cimera
es también el sentirnos garganta de la fuente.

No ver ni oír únicamente lo que televisiones,
radios, diarios en turba, nos dicen y nos muestran
Ver y oír más allá de oídos y visiones. 

Ver y oír el derecho y  revés de las acciones.
Y rechazar las pautas, los mandatos que adiestran.
Abrir ocultos ojos y oídos porque centran.

Amilcar Luis Blanco ("Retrato en sepia" por Antonio Vázquez),

viernes, 9 de septiembre de 2016

LUCHAR









Luchar con la presencia y la palabra.
Pelear por la sonrisa de la gente.
Ser para el otro útil, diligente.
Lograr que lo cerrado al fin se abra.

Pronunciar el preciso abracadabra
Separar la aquiescencia de lo urgente.
Y en lo común hallar lo diferente
de un tesoro que el miedo descalabra.

Luchar por las valiosas ilusiones.
La substancia febril de las pasiones.
La alegría de amar y ser amado.

De no sufrir ya más por lo pasado
y discurrir igual que las canciones,
ríos, vientos y vidas y estaciones.

Amílcar Luis Blanco(" Dos mujeres corriendo  por la playa", oleo sobre tela de Pablo Picasso)

martes, 6 de septiembre de 2016

MIEDO




Nosotros tenemos miedo.
Los otros tienen miedo.
Todos tenemos miedo.

Hay una especie de alcanfor rantifuso.
Una huida hacia baños
en desuso.
Como cuando a nuestros diez años
las parálisis musculares
que producía la poliomielitis,
no nos dejaba pensar en los bares
ni en insolentes grafitis.

Porque el miedo
al igual que el amor todo lo puede.
Por eso a mi me obsede,
entre el quiero total y el nunca puedo.

El miedo.
El lacio miedo.
El puto miedo.
Desvencijado y democrático.
Repartiéndose.

Amílcar Luis Blanco ("El silencio", acrílico sobre tabla de Marila Tarabay)


sábado, 3 de septiembre de 2016

A MARILYN, LA NUEVA EURÍDICE.



Contigo Norma Jean me perdería
en un bosque salaz, profano, dionisíaco.
Dimanaría el fauno más maníaco
y por homenajearte moriría.

Discípulo de Baco buscaría
lo esbelto de tus formas en cardíaco
galope de un latir paradisíaco
hasta fundir en vos mi idolatría.

Contigo Norma Jean la extensa muerte
ha poblado su sombra de glamour,
aún aunque tengan luz los que por verte

descendiesen de Orfeo al vasto sur
de los años sesenta y aquélla zurda suerte
que te hizo nueva Eurídice en su albur.

Amílcar Luis Blanco

El baile de los Campeones Escenario Mundial de Tango 2015, Ezequiel Jesu...

viernes, 2 de septiembre de 2016

Chico Buarque - Apesar de Você (com Letra)

CHICO BUARQUE CANTA CONTRA O GOLPE, DESTA VEZ DE 2016

EL REENCUENTRO


“Reencuentro/despedida en Lapa”. Óleo. 50×70cm

Tuvo que haber el suelo de un instante.
y profusión  de  aire y  arboleda
respirando silencios en la queda
introspección al vernos el semblante.

Fue reencuentro de celo vigilante.
Cuerpo a cuerpo el amor soltó su rueda
y fue una ruda y celestial moneda
pagada con placer equidistante.

Fue nuestro haber un sitio en el pasado
para los dos, un lecho, manos, bocas,
pulsos veloces, vibración y estado

de hipnótica fruición, excesos, rocas,
fundiéndose en sus lavas y en el grado
de nuestras fiebres y pasiones locas.

Amílcar Luis Blanco ("Reencuentro despedida en Lapa", oleo sobre tela por Claudia Ugarte)