Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

lunes, 23 de abril de 2018

Lo vano agraz




Lo vano agraz.
El cielo todavía.
Y la gestión indemne estirada en la mano.
La oreja persiguiendo la vaga sinfonía.
El corazón en paz
y una latencia gris de lo cercano.

Mientras tanto
a lo lejos
avanzan las miríadas del llanto
como ejércitos viejos,
avanzan los arcanos, sus polvos y cenizas
y el malestar atrapa asendereadas  risas.

Un sórdido desierto
poluciona la soledad
y nos va recordando muerto a muerto
la sempiterna vuelta de verdad
la de acercarnos más hacia esa orilla
de sombra y luz y abierta pesadilla.

Amilcar Luis Blanco (Pintura de Fermín Eguía)


miércoles, 11 de abril de 2018

FALSA SONRISA


La Gran Y Falsa Sonrisa de Papel Tabla Otros Retrato

Hay demasiada risa en tu sonrisa.
Toda de sal, toda de azúcar, ansias
de agradar en efímeras instancias,
diluir amargura a toda prisa.

Frivolidad, absurdos, cortapisa
para momentos tristes y prestancias
para encubrir crueldades y arrogancias
de la bárbara casta que nos pisa.

Y apareces entonces sonriente,
birlándole el dolor a los dolidos,
en un registro falso, impertinente,

donde gozan los cínicos, los idos,
adictos a la huida displicente
de atender sentimientos compartidos.

Amílcar Luis Blanco (Pintura sobre tabla de la pintora mejicana Anabel Diaz)

domingo, 8 de abril de 2018

DETRÁS

arte

Detrás está la muerte y el tiempo congelado.
Detrás está el pasado.
Y el miedo necesario.
Y el pecado gregario
para apagar los fuegos del calvario.
El sentirse en pecado,
el saber qué se ruega y se desdobla
y el no saber enhiesto qué se amobla
al sino de la paz más compasiva,
la del hogar abierto a la deriva.

El llanto de la luz nos enlutece.
La cortina se mece.
Y el tiempo mudo y vario
serpenteando el osario
para calmar el húmedo prontuario.
Y no obstante amanece.
Se apilará otro día al horizonte
hecho página inerte y pie de monte
para perder de pronto la mirada
como la vida misma en la estocada.

Si de morir se trata,
para vivir el tiempo desbarata
el instante seguro y sucesivo
y engorda el tarjetero de un archivo;
perecedero abrigo
y al fin ceniza gris que se desata.
Detrás de cada puerta
habrá un agraz que pálido deserta;
el otro yo sin seso, itinerante,
fugándose del íntimo talante.

Amílcar Luis Blanco (Pintura de Fermín Eguía)

viernes, 30 de marzo de 2018

LLOVER






El agua como el cielo necesitan
ejercer su divino maridaje;
llover, porque el caer del agua es viaje
hacia el brillo en las sombras que palpitan.

Cae el agua en la luz, al viento agitan
párpados las arboledas. Hay encaje
de túnicas de llantos; precipitan
un mujeril encanto en el paisaje.

Agua de luz y viento con cristales
blandos y transparentes y fatales
arrecian sobre calles y veredas,

golpean frontispicios y alamedas
y sus pequeños puños chasquean los metales
y transportan montañas sobre ruedas.

Amílcar Luis Blanco

miércoles, 28 de marzo de 2018

EL AMOR NO ENVEJECE


Resultado de imagen para pinturas de mujeres bellas envejecidas

Para mis ojos que en su amor te observan
ni tu cuerpo o tu rostro habrán envejecido
jamás y mis pupilas ebrias de vos, conservan
mis ojos anteriores, los que te han conocido.

Entonces fuiste espiga, simiente doblegada,
fue cascada de oro tu pelo hacia la tierra.
La noche en las ojeras de tu piel nacarada
puso paz a tus días y a tus conquistas guerra.

Porque al amar no hay muerte y el amor resucita
tus ojos parecidos al dolor más oscuro
y también ejercita su angustia más contrita
al trazarte en los labios su placer inseguro.

Es decir la vejez llegó agraz, clandestina,
quiso ajar poco a poco tu lozana apostura
pero quedó la estrella de tus ojos, la fina
inquietud de tus labios, su frutal hermosura.

Y asimismo las canas de aquel torrente de oro
que las hicieron hebras de acendrada neblina
y apagaron hogueras para restar decoro 
a tus pómulos altos exhiben hoy su ruina.


Y aunque el mortal transcurso haya descompensado
el joven equilibrio de tu altivez esquiva
por el que se mostraba tu languidez de espiga
hoy sigo todavía siendo tu enamorado.

Amilcar Luis Blanco (Miniatura de Rosalba Carriera)

miércoles, 21 de marzo de 2018

LA SOLEDAD


Resultado de imagen para pinturas de fermin eguia

Llega la soledad en forma de olas
desde el mar del espanto sucesivo.
Desmaya su marea sin motivo
y retumba en las quietas caracolas.

Y un escozor de rojas amapolas
busca en el viento su mortal abrigo
y abrirle al cruel silencio algún postigo
hiriendo al abandono con trémulas corolas.

La voz del viento sobre el mar concita,
llama desde sus ráfagas gregarias
preñada de palabras y gritos y plegarias.

La soledad entonces se agrieta y necesita
escapar al silencio, volver a la marmita
donde cuece en el miedo sus sombras milenarias.

Amílcar Luis Blanco (Pintura de Fermín Eguía)


martes, 20 de marzo de 2018

Y TODOS POR EL PAN




Y todos por el pan de tarde en tarde
cargando el esperpento y la burrada
yendo de a dos en tres y de tres a millones
en los trenes plagiados con expresión cobarde,
con la piel de los rostros apagada
y una hinchadera turbia de cojones.

Hay que buscar el pan manos y manos
caminar por las calles, los andenes,
comprar los diarios y en los colectivos
estrechar en los cuerpos los futuros gusanos
y paladear sospechas y aguantar los retenes
mirarnos unos a otros como absortos testigos.

Ir ciegos por el pan aunque la miga pese
movernos pierna a pierna metejón de rutina
abrir los ojos vanos para mirar vidrieras
y aunque el verano pase y el otoño regrese
después de cada invierno con renovada inquina
sumergir en la angustia posibles primaveras.

El pan se lo merece; cortezas taciturnas
nos están esperando en todas las esquinas
para que las mordamos en hábitos de dientes
y tersos mamelucos en las jornadas diurnas
y llevemos hogazas de atesadas harinas
a las mesas vacías de los menos pudientes.

Por el pan caminamos sobre suelos rugosos
Por el pan amasamos con nuestras palmas duras
Por el pan desvividos le entramos a la guerra
Y damos nuestras sangres, sabios y generosos
y damos nuestras almas y nuestras estructuras
se desmoronan lentas en la insaciable tierra.

Amílcar Luis Blanco (Pintura de Fermín Eguía)