Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 13 de septiembre de 2017

ESO, LO FANTASMÁTICO . . .









Eso, lo fantasmático,
lo ignoto,
lo que se va de foco
y  nos vuelve borrosos,
nos hace inexistentes.

Y está el azul,
el negro, el amarillo,
nos va superponiendo,
desdoblando,
nos hace inconsistentes.

Eso, licuefacción
y diáspora constante.
La colección de posters,
lo que llega y se vuela,
nos hace apenas una lágrima.

Amílcar Luis Blanco (Pintura de Henry Matisse)

martes, 12 de septiembre de 2017

AVIVATE FRATE




Ese pedazo de odio grisáceo que te llega.
del celular, el facebook o el whatsapp
en realidad a otros sueño azul les agrega
y formatea en tristeza el curso de tu azar.
Un uso suculento de tu número juega
y  el rico lo devora, se nutre de tu clan
y vierte en su dulzura  lo amargo de su plan.
Para ellos te instrumenta suma y (s)ciega.
Por eso como dicen los sabios de la calle,
"tomá mate y avivate . . ." Frate,
Abandoná la tele y la radio. Que estalle
tanta mentira a diario, leé la realidad. Rajate.
Dejá de ser borrego, 
de aceptar la impostura que te abate.
Y entonces, al sumar tu desapego,
sus esquirlas de cielo, transparentes, su embate  
esfumarán el gris de la tristeza, Frate, 
en su menudo fuego.

Amilcar Luis Blanco ("Desocupados", pintura de Antonio Berni)

martes, 5 de septiembre de 2017

ESE POETA






Ese señor de alma transparente,
vida inconmensurable y soberana,
persigue a cada instante su nirvana
y el horizonte pasa por su frente.

Y ese horizonte, inagotable fuente
de su ilusión, en la ilusión le gana
un tiempo de estructura sobrehumana,
ciego al temor, escualido y urgente.

Tiempo horizonte, absurdo cotidiano
yendo desde su frente a cada mano
para sentir las ruinas y desgracias

de una otredad de aciagas eficacias
labradas entre duelos en el llano
del azar, la intemperie y el desgano.

Amílcar Luis Blanco (Pintura de Oswaldo Guayasamín)

domingo, 20 de agosto de 2017

FRENTE AL GUERNICA


Resultado de imagen para Guernica por Pablo Picasso



Silencio en negro, gris y blanco.
Silencio en negro.
Roido de los ojos hasta el alma
de silencio raido
ya más allá del humo y del estruendo,
ya más allá del ruido.

Trépano de motor de bombarderos.
Estallido en fragmentos de plomos insolentes
usurpando los cuerpos,
separándoles sus vidas
y sesgando las carnes y cortando los ojos,
estupefactos, circulares,
ya de tan blancos,  negros dando rojos.

¡Ay la lluvia de plomo que aniquila
y separa los cuerpos de sus vidas
y deja soledades,
sombras y soledades malheridas!

¡Ay el flaco dibujo del caballo frustrado.
Bajo la luz de hogar de una bombilla
la madre y aun el niño tan sediento de madre,
la niña rota en nunca tan ausente de padre!
Y el dolor hostigando, percutiendo,
dentro del alma misma del silencio.

Y llanto, llanto y llanto
por los perennes desencuentros.

Toda esa multitud desguarnecida,
de intimidad augusta ya ultrajada,
ya partida en pedazos que se quejan,
en trozos de emociones desunidas.
¡Ay dolor, ay dolor que tanto dueles
y dolerás por siempre,
sufiente y más sufriente
en el silente pozo en el que yaces,
en esa muerte para nunca henchida!

Amilcar Luis Blanco ("Guernica" de Pablo Picasso)

lunes, 24 de julio de 2017

LA REINA CRISTINA DE SUECIA




El dromedario de la culpa y la matriz del odio
la parieron tan virgen, tan libre, tan amante,
la hicieron ella misma; corazón razonante,
corazón dominante, montándose al incordio.

Subiéndose entre machos, ganándoles el podio,
alzándoles los ojos hacia su alto talante
en graves entrecejos de mirada cortante
para cortar la guerra en  sólo un episodio.

De sal y de dulzura la violenta amazona
viril sobre la nieve, galopando en torrente,
descerrajó sus besos más allá de la frente

y en la mujer amada detrás de una corona,
animó un celo altivo. La pasión no perdona.
Hasta al amor desborda, titánica, envolvente.

Amilcar Luis Blanco

sábado, 8 de julio de 2017

DESEO


Este fluír del tiempo es como un río.
Su dimanar  achica y hasta humilla
porque aleja sin fin la franca orilla
de una felicidad en extravío.

Duele no haber llegado a ser navío
sino sólo un fragmento, pobre astilla,
en la algarada de una maravilla,
la del torrente transparente y frío.

En mi vigilia el mundo irretornable
pasa como una playa inexpugnable
para mi escaso y nulo poderío

Quisiera ser la poderosa nave
Que dondequiera se detenga y vague
Y establezca su sino y su albedrío.


Amílcar Luis Blanco (Detalle de "Las tentaciones de San Antonio" de Ieronimus Bosco)