Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

martes, 18 de abril de 2017

EL BESO


beso
Estoy ante la página silente,
la palabra insegura,
recordándonos
en el beso que construíamos
y no sé soltar rienda a tanta fuente,
a tanta llama oscura
y clara y envolvente.

Tantas veces mis labios
pronunciaron tus labios
y fuimos sólo eso,
un beso.

Y sigo ante la página callada,
ante esta blancura desatada
que nunca dice nada,
recordando filo y flor
de aquélla blanda espada.

Nuestros labios  canoas
de rojo itinerario,
abrían el delirio,
esfumaban las horas.

Y en las páginas blancas
hay la fuente segada
y unos labios que esperan,         
todavía.

Los dos devorábamos
la fruta deliciosa
partiéndonos
desde las bocas.

Nos precipitábamos
sorbiéndonos
dulcemente.
Y nuestros mismos huesos
se licuaban.

Nuestras corolas aterciopeladas
fogosamente aumentaban
el ritmo de nuestras respiraciones.
Y todo un universo se caía
alrededor de nuestro beso.

Amílcar Luis Blanco ("El beso" de Gustave Klimt)

miércoles, 12 de abril de 2017

INSPIRACIÓN



Inspiración - Gala












Humano, necesito sentir el extravío,
abolir el silencio de la tarde;
hermano fiel del rito y el hastío,
encubridor solícito y cobarde.

Adicto a la pasión porque transforma
la átona rutina en melodía
y da sentido y forma
al huésped de la luz, a la poesía.

La inspiración, transida, desenlaza
otro ser de mi ser y lo desplaza
a lugares insólitos y raros,
evapora y esfuma los amparos
de un manido sentir que ciega y pasa.

Un martillo martilla la distancia
y no es quizá un martillo.
Lo convierte en latir mi extravagancia,
en el batir sus alas algún grillo.

Y no hay ya más el canto monocorde,
la percepción tenaz de perspectivas
por las que somos, reiterado acorde,
y sólitas e iguales letanías votívas.

Las que arden hechas ojos en lo oscuro
y necesitan recibir del arte
un frío fugitivo, un espacio maduro,
un modo más de abrirse parte a parte.
Fuego fundiendo el hálito inseguro.

Amílcar Luis Blanco ("Gala", oleo sobre tela por Salvador Dali)

domingo, 9 de abril de 2017

LA LLUVIA


Me distraigo del tiempo cuando llueve.
La lluvia me asegura que la naturaleza
ha brotado del alma de la luz y atraviesa
la sucesión del mundo que alocado se mueve.

El agua de su calma extiende el canto leve
inunda mis oídos de paz y una certeza
de transparencia oculta alegra mi tristeza
y no siento la muerte, ni el llanto se me atreve.

La lluvia y su sonido me plantan en la boca,
en sus dos comisuras, en mis párpados, sueño.
Por eso me adormezco y en duermevela loca

evoco los misterios con dilatado empeño,
evoco la bravura del   mar contra la roca.
Un sempiterno Ulises se relaja en mi ceño.

Amílcar Luis Blanco 

viernes, 7 de abril de 2017

TU AUSENCIA




Es de mármol tu ausencia. La esculpo cada noche
escarbándole grutas de azul a mi albedrío
y estalla en mil escallas contra mi desvarío
más hiriente que el sino fatal de mi reproche.

Tu ausencia me invalida, me convierte en fantoche,
en títere sin alma en mitad de mi brío
y alrededor de un hueco profundo de vacío
me dilata y difunde en un fatal derroche.

Mi pequeño horizonte se agranda con  tu ausencia,
su  cuerpo me golpea haciéndome de trapo.
Escalpelo es mi tiempo, mármol tu resistencia.

Sobran de mi, colgados, mi pantalón, mi saco
y me arrojo desnudo a la audaz connivencia
con tu porfiada estatua que modelo y ataco.

Amílcar Luis Blanco (Escultura de una mujer que vivía en la cárcel de Chorrillos recolectada por Isabella Lorusso)

martes, 28 de marzo de 2017

SOLEDADES




"A mis soledades voy,
de mis soledades vengo
porque para andar conmigo                                                          
me bastan mis pensamientos"                                              

Garcilaso de la Vega

"Y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos"

Miguel Hernández
Este amontonamiento de distancias.
Querer vernos de a dos como si fuera
un destino de eterna primavera,
y un desvío de efímeras fragancias

el que nos ha por siempre convocado,
es la trampa, el espacio de espejismo;
como si se pudiera no caer al abismo
de una inercia sin alas y fatal resultado.

Atentas, minuciosas ignorancias,
las de los dos hacia los dos han dado
el rédito que paga el solipsismo;

una región desnuda, de vacancias,
de andar en soledades, de no tener costado
y vivir cada uno de uno mismo.

Amílcar Luis Blanco (Pintura de Edward Hopper)

jueves, 23 de marzo de 2017

SOBRE TODO TUS OJOS















Sobre todo tus ojos
mientras afuera llueve llanto.
Tus ojos porque suben la luz hasta mis ojos
y su febril sustancia
se difunde en mi sexo.

Y porque afuera llueve
apasionadamente,
en la roja intemperie
y aquí tus ojos limpios
adelantan el cielo procaz
de mi deseo.

Por eso sobre todo
tus limpios ojos lentos
adelantan el cielo
y sus lenguas en llamas
me abrasan todo el cuerpo
sin que me duela nada.

Ni siquiera esta lluvia
perforando el silencio,
doblando la tristeza
llega a dolerme ahora
cuando tus ojos de alma
se quedan con mi tiempo.

Amílcar Luis Blanco (Obra pictórica de Egon Schielle)

jueves, 16 de marzo de 2017

EQUIDISTANCIAS



Sucios de campanarios y tranvías.
Entre empedrados grises,
cielos atiborrados de desiertos,
lejanías quebrándonos los pechos,
vivimos aquejados de silencios,
de distancias oníricas.
El vapor en las fosas
al inhalar y al exhalar las grimas
y lágrimas
de tóxicos recuerdos;
nos  oxidan
los labios del horizonte.


El tiempo mueve las equidistancias
a términos cabales,
cambia ángulos de mira,
varía posibilidades.
Para que pueda usarme
trato de seguir sus velocidades
y posiciones
cambiantes.
Hecho de sol y luna,
de atajo y soledad
me desenlazo
sobre veredas
céspedes y almas.

Equinocios de  días
y noches
y estaciones
sucediéndose,
sucediéndome.
En las equidistancias
solapadas
de los otros
con quienes coincidimos
iguales a los astros
siempre alejándonos
hacia la soledad cósmica.

Amílcar Luis Blanco (Pintura de Santiago García Saenz)

martes, 28 de febrero de 2017

L.A MARCHA POPULAR



Mezclábanse en tangos, 
en calles, 
aceras
y hombros y manos,
en ruidos y penas,
en cielos abiertos, 
cerrados, 
en sólidos frentes,
en vanos silencios, 
hartas soledades, 
genuinos encuentros,
en cien arrabales, 
en notas perdidas 
y voces y gritos.
Uníanse apenas las duras espaldas, 
los cándidos pechos,
las muelas feroces, 
las sórdidas metas, 
los  arduos metales,
las frentes que sueñan.
Y todos marchaban todas las mañanas,
ponían las manos, los hombros, los brazos,
despiertos, dormidos, zumbando y andando,
pisando veredas y calles y andenes
siempre suspirando, siempre suspirados,
sosteniendo sueños, 
bordeando el abismo del hambre,
paladar abierto, 
abrupta cornisa de una cordillera
cada vez más rancia, 
cercana, 
profunda, 
voraz,
traicionera, 
ceñida por ciegos, vagos uniformes
de la policía que cuida desbordes
y cela emociones
y cuida de ricos ricas ambiciones.
Y todos marchaban 
o parados, 
quietos, 
dentro de los trenes,
dentro de los subtes 
y los colectivos que los transportaban,
iban hacia dueños que los explotaban,
iban hacia sueños que nunca alcanzaban,
eludiendo miedos, 
angustias, 
pasiones 
y perdiendo vida,
libertad, 
posibles 
y amenas
y siempre sensibles 
posibilidades.
Detrás del trabajo
marcha el pueblo unido
y zumba en colmena,
zumba en hormiguero
Necesita el aire,
el sueño,
el dinero.
Y vendrá a buscarlo
Y vendrá a buscarlo.
Aunque no lo encuentre
Impondrá sus manos, 
sus hombros, 
sus brazos,
aunque se desmembre,
aunque se transforme
en legión de sombras
una muchedumbre
de latiente sangre
confluirá con ellos.

Amílcar Luis Blanco ("Manifestación", oleo sobre tela de Antonio Berni)

viernes, 10 de febrero de 2017

PENA MULATA



CLASES DE TANGO EN MALAGA – PILAR OLIVARES BSD – BAILAS SOCIAL DANCE MÁLAGA CENTRO. Clases de baile para grupos y particulares. Coreografías para Primer Baile de Bodas Novios. C/ Esperanto nº8, 29007. Málaga 951 39 33 20 // 622 71 86 86:



Enterrada su pena en la mirada bruna
sus pasos y meneos crecen para olvidarla.
La milonga diluye su ceño al liberarla
del filo de una daga bajo una luz de luna.

Olvido de su padre manchándole la cuna
con sangre de su madre infiel al ultimarla
y matarle en origen el amor de cuidarla,
tan dispar del venéreo como el mar de la puna.

No hubo piedad siquiera para su edad de sueños.
Y cegado aquél macho por su hombría ultrajada
asesinó una madre, gestó orfandad golpeada

en esa hija de indio y de negra sin dueños,
preñándola en dolores y cautivos empeños,
dejándola en milonga de olvido y puñalada.

Amílcar Luis Blanco (Pintura de Jeremy Worst)

MERCEDES SIMONE PENA MULATA

jueves, 2 de febrero de 2017

ORÍGENES DEL PLATA




Venimos del engaño, de las frívolas mufas,
de copetines sueltos y eufemismos cordiales
y de asados campestres, sanguíneos, viscerales,
hambrunas solitarias y fríos  sin estufas.

Ansiamos convertir en sol nuestras garufas,
nuestras sombras en vastos ambientes señoriales,
en casas con piletas y adictos menestrales
para servir caviares con champaña y con trufas.

Somos advenedizos de divas con visones,
películas antiguas de un Hollywood extinto.
Y tangueamos sin vernos dentro de un laberinto

como  juegan los niños en patios y balcones.
Mientras nos sobrevuelan las palomas y halcones
de opaca cetrería y carroñero instinto.

Amilcar Luis Blanco ( "Déjame ver el mundo" (Fragmento) Oleo sobre kienzo de Daniel Kaplán)

domingo, 22 de enero de 2017

DESILUSIÓN






Pasé a través de tu sonrisa
fotografiada
y tus palabras impresas
como a través de una puerta giratoria
trás la cual no había nadie,
ni nada.

Ni siquiera tu cuerpo,
tu sonrisa
tus manos
hechas de carne y hueso.
Ni siquiera la luz
que prometía tu mirada,

Y la ilusión del beso
huye espantada
a esconder la vergüenza
de haber creído que podía
rozar la paz de tu mejilla.

Y mi trémula diestra
ardida de intemperie
que soñaba con estrechar la tuya
se acongoja en su izquierda.

Mujer frente al espejo
sola en su imagen
muda y aterrada
y convertida en puerta giratoria
por donde el amor pasa
como un gentío o una borregada.

Amílcar Luis Blanco ("Mujer frente al espejo", acuarela de Ernest Dezcals)

viernes, 13 de enero de 2017

INSTANTE





Tengo dos pies,
dos piernas,
dos instantes,
el primero
y el ultimo
que es el primero
y el último.

Es el binario instante
único
y me lleva
de una ilusión
a otra,
la siguiente,
la primera
y la última.

El devenir
abre y cierra
sus páginas transparentes
en una única vertical,
la que percibo y siento
atravesándome.

En realidad el tiempo
es un instante
irrepetible y único,
un instante
y huye sin despedirse
de mis pasos.

Amilcar Luis Blanco ("Estudio para una cabeza de Lucien Freud", oleo sobre tela de Francis Bacon)

domingo, 8 de enero de 2017

EL PIANISTA







Suelen, muchas veces, los días
hacer conmigo lo que quieren
y yo suelo sentirlos como yemas oscuras
de falanges sombrías
que a tiempos caprichosos ejecutan
notas en un piano destartalado.

Quisiera dominar las partituras
pero siento
que las mínimas notas, los compases,
los acordes, son olas;
humedecen crestas de ansiedades
en el horizonte de vastas orillas
de mi garganta.

Un universo cuerpo desde el vano
llega a mis manos
y camina en las puntas de mis dedos
sobre el blanco teclado
del piano
y su materia dura me parece
casi colmillo o diente
hecha de luz de luna transparente.

Las notas hincan, muerden,
los recuerdos recientes
de días que despliegan
todos los claroscuros
y el azar los conjuga
con arduas letanías.
El tiempo se hace música.
Yo me convierto en barco a la deriva.

Amílcar Luis Blanco ("Piano", dibujo abstracto con tiza pastel sobre tela de Paola Shiadani)