Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

martes, 24 de octubre de 2017

DOLOR DE AMOR




Yo no quise sentir,
yo no quería.
El amor duele más
que la inocencia
aunque se sienta igual
algunas veces.

Eso porque el amor
es abandono,
despedida constante.
Parecido a los trenes
veloces y transidos
perforando distancias.

Eso porque el amor
hace su hoguera
en el centro del tórax
o el abdomen.
Es un irreverente cirujano
y entra en nosotros
subrepticiamente.

Eso porque el amor termina solo.
Tarda en convalescer.
Es un enfermo
cuya agonía terca se contiene
en una lágrima,
en una gárrula garganta.

Amílcar Luis Blanco (Pintura de Edmund Blain Leighton)