Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

domingo, 8 de enero de 2017

EL PIANISTA







Suelen, muchas veces, los días
hacer conmigo lo que quieren
y yo suelo sentirlos como yemas oscuras
de falanges sombrías
que a tiempos caprichosos ejecutan
notas en un piano destartalado.

Quisiera dominar las partituras
pero siento
que las mínimas notas, los compases,
los acordes, son olas;
humedecen crestas de ansiedades
en el horizonte de vastas orillas
de mi garganta.

Un universo cuerpo desde el vano
llega a mis manos
y camina en las puntas de mis dedos
sobre el blanco teclado
del piano
y su materia dura me parece
casi colmillo o diente
hecha de luz de luna transparente.

Las notas hincan, muerden,
los recuerdos recientes
de días que despliegan
todos los claroscuros
y el azar los conjuga
con arduas letanías.
El tiempo se hace música.
Yo me convierto en barco a la deriva.

Amílcar Luis Blanco ("Piano", dibujo abstracto con tiza pastel sobre tela de Paola Shiadani)