Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 4 de mayo de 2017

EXISTIR





Detrás de los ojos
arde el infinito.
Delante de los ojos
un horizonte contumaz
se propaga a veces
y otras
disuelve y altera sus líneas
consumiéndose
y sentimos la libertad del aire.

Detrás de los ojos.
Delante de los ojos.
Nosotros en el medio.
En ese medio en el que sólo sin ser
somos
para lo que está
detrás de nosotros
y delante de nosotros.

Detrás delante.
Delante detrás.
Las sombras mueven espantos
entre luces sedientas
entre vacíos hambrientos.
El sol llaga y resuena
contra la angustia.

El sol con hombre sol
con hombre tiempo
y la luna mujer
aciaga y sola.
Y el hombre y la mujer
andando solos
pisando incertidumbres
y misterios.

Amílcar Luis Blanco ("Tata Jesucristo", oleo sobre tela de Francisco Goitia)