Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

domingo, 22 de enero de 2017

DESILUSIÓN






Pasé a través de tu sonrisa
fotografiada
y tus palabras impresas
como a través de una puerta giratoria
trás la cual no había nadie,
ni nada.

Ni siquiera tu cuerpo,
tu sonrisa
tus manos
hechas de carne y hueso.
Ni siquiera la luz
que prometía tu mirada,

Y la ilusión del beso
huye espantada
a esconder la vergüenza
de haber creído que podía
rozar la paz de tu mejilla.

Y mi trémula diestra
ardida de intemperie
que soñaba con estrechar la tuya
se acongoja en su izquierda.

Mujer frente al espejo
sola en su imagen
muda y aterrada
y convertida en puerta giratoria
por donde el amor pasa
como un gentío o una borregada.

Amílcar Luis Blanco ("Mujer frente al espejo", acuarela de Ernest Dezcals)

viernes, 13 de enero de 2017

INSTANTE





Tengo dos pies,
dos piernas,
dos instantes,
el primero
y el ultimo
que es el primero
y el último.

Es el binario instante
único
y me lleva
de una ilusión
a otra,
la siguiente,
la primera
y la última.

El devenir
abre y cierra
sus páginas transparentes
en una única vertical,
la que percibo y siento
atravesándome.

En realidad el tiempo
es un instante
irrepetible y único,
un instante
y huye sin despedirse
de mis pasos.

Amilcar Luis Blanco ("Estudio para una cabeza de Lucien Freud", oleo sobre tela de Francis Bacon)

domingo, 8 de enero de 2017

EL PIANISTA







Suelen, muchas veces, los días
hacer conmigo lo que quieren
y yo suelo sentirlos como yemas oscuras
de falanges sombrías
que a tiempos caprichosos ejecutan
notas en un piano destartalado.

Quisiera dominar las partituras
pero siento
que las mínimas notas, los compases,
los acordes, son olas;
humedecen crestas de ansiedades
en el horizonte de vastas orillas
de mi garganta.

Un universo cuerpo desde el vano
llega a mis manos
y camina en las puntas de mis dedos
sobre el blanco teclado
del piano
y su materia dura me parece
casi colmillo o diente
hecha de luz de luna transparente.

Las notas hincan, muerden,
los recuerdos recientes
de días que despliegan
todos los claroscuros
y el azar los conjuga
con arduas letanías.
El tiempo se hace música.
Yo me convierto en barco a la deriva.

Amílcar Luis Blanco ("Piano", dibujo abstracto con tiza pastel sobre tela de Paola Shiadani)