Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 22 de julio de 2010

LA ESTRATEGIA DE MACRI.- Se compone de dos tácticas anunciadas: el adelantamiento en lo posible del juicio oral, encomendado a sus abogados, y la realización del juicio político encargado a los legisladores que integran el Pro. Parecen consejos surgidos de su asesor propagandístico y de imagen para quien seguramente es mas importante parecer que ser en esa especie de feria de vanidades en que se sigue considerando a la carrera por la presidencia de la Nación. Creo que, en este caso, se subestima al electorado. La ciudadanía que lo integra viene de logros sustanciales y significativos. La estatización de los fondos previsionales, quitados a la especulación de las AFJP; la ley de medios que democratiza el espectro y multiplica las opiniones, a favor y en contra; la asignación universal por hijo, que extiende la justicia social; la ley de matrimonio igualitario, que da mayor libertad e integra otra minoría; la próxima discusión sobre la participación obrera en las ganancias de las empresas; el debate sobre la despenalización del aborto, etcétera. La disputa por el sillón de Rivadavia sólo admitirá contendores que, más allá de su imagen, proyecten una formación y conocimiento de los temas impícitos en la gestión que deben llevar adelante dándole a la gente soluciones reales a sus diversas problemáticas. Que estas soluciones se inserten en un esquema o programa de corte neoliberal de derecha o que realicen transformaciones que cambien estructuras ya anacrónicas que lleven a remplanteos en cuanto a la distribución del poder en los grupos y subgrupos que componen la comunidad les conferirá o no mayor o menor legitimidad histórica, pero, hoy día, seguir jugando a las figuritas, a los teatros de luces y sombras, al disimulo y las puras poses o envoltorios marquetineros, aptos para anunciar y vender artículos y objetos en ferias y supermercados, no parece ser una estrategia, malgrado todas las tácticas que se usen, aconsejable o practicable. Hoy hay que ser mas que parecer.