Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 25 de febrero de 2016

DESTIEMPO



bbimage-1269147854_7687_medium

Vos porque vas
yo porque  vengo.
Nadie queda en un sitio
pues no hay sitio
sino delirio.

Eso me decía ella.

El viento es el que sabe,
decide las tormentas
y las calmas.
El viento sólo
el viento solo.

Ella me lo decía

Se deshoja sin fin la margarita
y los días también como las flores
echan cáscaras frágiles
obseden
la luz de las guitarras.

Siempre le creía.

Vas porque sos
y vienes por el trazo
del sol cuando se orilla
entre la sombra.

Me hacía sentir un niño.

Nosotros no contamos.
Lo que cuenta es
el río silencioso
y sus bordes de sombra.

Parecía muy vieja
y era una pendeja.

Los ojos ya caídos
se leen a destiempo
y siguen vivos
ablandando las lentes.

También me dijo eso
y no quiso explicármelo.

Ella se sentía desnuda
y contemplaba el mundo
desde su desnudez
sin inmutarse.

Eso lo supe.

Su cuerpo estaba hecho
de luz sólida
y reverberaba
desfachatadamente.


Amilcar Luis Blanco (Pintura de Vladimir Kush)