Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

domingo, 21 de agosto de 2016

EN CUERPO Y ALMA




Hay esa comezón que da la vida
insensible al rascarse;
una inubicuidad que siempre deja
algo para desear.

                           Estar en un lugar no estar en otro.
No saber si se viene o se regresa.
Ser cántico extraviado en una mesa
cuando ya se ha dejado
la garganta en desuso.
Ser almanaque conteniendo 
el cabalgar de un potro.

La luz me acribilla en el intento
de tomar por asalto una mentira.
De soslayo mirar al que me mira.
Ante el que me empuja hacerme lento.

Hoy quiero ya tender tantas palabras
como si fueran ropas
en las sogas que cruzan
la terraza del  alma.

Rendir el homenaje que merecen
las manos laboriosas.

Ser sed
y solamente sed.
Ser agua
y solamente agua.
Y beberme y beberme
como el río
que cae desde la cresta de la roca
y se atiene a su cauce
hasta  llegar al mar.

Amílcar Luis Blanco (Desembocadura del río Sella,en Ribadesella, comunidad autónoma en el Principado de Asturias)