Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

lunes, 1 de agosto de 2016

PASIONAL


Sucios de amor hundimos en la guerra
nuestro cerebro azul, el sol, el celo.
Y nos llueve al revés el negro suelo.
Lo siniestro nos gana y nos entierra.

Un magnetismo oscuro nos encierra.
Exalta nuestra sangre de avaricioso anhelo.
Ese procaz de atarnos. Nunca el vuelo.
Tememos alejarnos de la tierra.

Hay un sufrir, un mal, una manera
de atar  dolor sin paz a nuestro sino.
Y una textura azul que degenera

y hace banal y hostil nuestro camino.
Un venero de sangre pasional prepondera
y estalla en rojedad de noche y vino.

Amílcar Luis Blanco