Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

viernes, 27 de mayo de 2016

"CONSTRUCCIÓN" POEMA Y LETRA DE UNA CANCIÓN DE CHICO BUARQUE DE HOLANDA


Amó aquella vez como si fuese última 
besó a su mujer como si fuese última 
y a cada hijo suyo cual si fuese el único 
y atravesó la calle con su paso tímido 
subió a la construcción como si fuese máquina 
alzó en el balcón cuatro paredes sólidas 
ladrillo con ladrillo en un diseño mágico 
sus ojos embotados de cemento y lágrimas 

sentóse a descansar como si fuese sábado 
comió su pan con queso cual si fuese un príncipe 
bebió y sollozó como si fuese un náufrago 
danzó y se rió como si oyese música 
y tropezó en el cielo con su paso alcohólico 
y flotó por el aire cual si fuese un pájaro 
y terminó en el suelo como un bulto fláccido 
y agonizó en el medio del paseo público 
murió a contramano entorpeciendo el tránsito 

amó aquella vez como si fuese el último 
besó a su mujer como si fuese única 
y a cada hijo suyo cual si fuese el pródigo 
y atravesó la calle con su paso alcohólico 
subió a la construcción como si fuese sólida 
alzó en el balcón cuatro paredes mágicas 
ladrillo con ladrillo en un diseño lógico 
sus ojos embotados de cemento y tránsito 

sentóse a descansar como si fuese un príncipe 
comió su pan con queso cual si fuese el máximo 
bebió y sollozó como si fuese máquina 
danzó y se rió como si fuese el próximo 
y tropezó en el cielo cual si oyese música 
y flotó por el aire cual si fuese sábado 
y terminó en el suelo como un bulto tímido 
agonizó en el medio del paseo náufrago 

murió a contramano entorpeciendo el público 

amó aquella vez como si fuese máquina 
besó a su mujer como si fuese lógico 
alzó en el balcón cuatro paredes flácidas 
sentóse a descansar como si fuese un pájaro 
y flotó en el aire cual si fuese un príncipe 
y terminó en el suelo como un bulto alcohólico 
murió a contromano entorpeciendo el sábado.


CHICO BUARQUE DE HOLANDA 


Publico este poema del gran Chico Buarque porque me parece una obra maestra que hubiese deseado escribir yo - lo digo con toda envidia -, y porque se mete dentro del alma del obrero que se suicida, cuando describe, paso a paso, sus últimos momentos de vida pero además es tan profundo y bien logrado, tan estremecedor y a la vez tiene tanta belleza que convierte a ese obrero en todos los hombres que merecen ser príncipes y viven una vida esclava, cautivos de sus miserias. Agrego que es un poema mágico, como si quien se suicidó hubiese regresado, convertido en poeta, para contarnos sus sentimientos más íntimos.

jueves, 26 de mayo de 2016

LLORAR




Qué ganas de llorar en esta tarde,
de derramar en agua la tristeza
y sentirme corriente en la tibieza
de este banal y compulsivo alarde.

Un líquido cristal de sueños arde.
Porque el llanto consume e interesa
del  corazón la impar naturaleza
del arrojo, la duda y lo cobarde.

Herirme contra el filo de la ola
compungida, que llega de la entraña.
Y del pecho a los ojos enarbola

la venturosa vida si se extraña
lo perdido en amor en agua sola,
caliente de un dolor que desengaña.

Amilcar Luis Blanco  ("Llanto", obra plástica de Oswaldo Guayasamin) 

lunes, 23 de mayo de 2016

LA CONSIGNA





He sumado paciencia
en lo que fue del día.
Especialmente a la tarde,
cuando mis ganas
se tornaron ridículas
y me provocaron pruritos
y soledades en todo el cuerpo.

Vencer no es la consigna.
La consigna es durar.
Seguir viviendo pese al miedo,
a la certeza de la soledad
vestida y oculta con velos
de ilusiones trabajadas
en cada uno de mis silencios.

Somnolencia y olvido
para alejarme de esa igualdad
tan humana y cobarde.
Ella me enceguese y uniforma.
Me da su visto bueno;
la amarga sensación
de una ingesta abundante.

Amilcar Luis Blanco ("Simposio di Platone", oleo sobre tela de Giambattista Gigola

martes, 17 de mayo de 2016

ROBÓTICA



Recibimos escorias y mandatos,
chicanas y delirios y estocadas;
la catarata de aguas coloreadas
del smartphone, el móvil, sin recatos.

Audífonos cautivan nuestros ratos
y en los silencios largas parrafadas
nos provocan hipnóticas miradas
digitando teclados y mensajeando datos.

Hechos robots virtuales prodigamos
vínculos que en el aire se desgranan
y duran lo que duran volubles nuestras ganas.

Y nuestros sentimientos alejamos
de nosotros a infiernos que acompasan 
soledades sin fin huecas y vanas.

Amilcar Luis Blanco

martes, 10 de mayo de 2016

A BANDA - CHICO AO VIVO - 1966

EURÍDICE




Desde este amor sin verte
te escribo,
desde el dolor de no tenerte
ya convertido en mi tenaz amigo.

Desde este luto ciego y sin mañana,
para mí y para vos,
ya exiliada del aire y de la urbana
constelación anónima y sombría
y en compartido adios.

Porque te has ido tanto y sin volverte
del lazo del latido,
del vientre y de la sien y del sentido.
Eurídice insidiosa aferrada a tu muerte.

Por eso es que te escribo
escalándome al lomo de la infinita sombra
al tembloroso, interminable estribo,
al que mi pie se acoge como a un ala de  alondra.

Subiéndome también a esa tiniebla
o bajando hacia el Hades que más y más se puebla
y comparto contigo,
igual que si pulsase las cuerdas hoy te escribo.

Y la lira de Orfeo entre mis manos
es lírica guitarra,
solícita y cordial y, en los arcanos,
la sombra de tu cuerpo que me amarra.

Amílcar Luis Blanco  ("Eurídice y Orfeo", oleo sobre tela de Sigur Swane)


jueves, 5 de mayo de 2016

CÁNTICO




Que llueva a cántaros la suerte
pero jamás la muerte.
No pondría una triste palangana
bajo un cielo de luto y de nirvana.

Hay un espejo líquido caido,
un espacio de tiempo sin sonido.
Si me asomo otra vez a la ventana
es por ver
en cada ayer
el germinar seguro de un mañana.

Qué llueva a cántaros la suerte
bajo el peso tenaz de mi mirada
y perdida en la tuya por quererte
encienda una alegría desquiciada.

Y que no haya más muerte
en cada encrucijada,
ni empalidezca el cielo
sobre asfaltos de negro desconsuelo.

Amílcar Luis Blanco ("The singing butler" o "El mayordomo cantante", obra pictórica de Jack Vettriano)