Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

domingo, 9 de abril de 2017

LA LLUVIA


Me distraigo del tiempo cuando llueve.
La lluvia me asegura que la naturaleza
ha brotado del alma de la luz y atraviesa
la sucesión del mundo que alocado se mueve.

El agua de su calma extiende el canto leve
inunda mis oídos de paz y una certeza
de transparencia oculta alegra mi tristeza
y no siento la muerte, ni el llanto se me atreve.

La lluvia y su sonido me plantan en la boca,
en sus dos comisuras, en mis párpados, sueño.
Por eso me adormezco y en duermevela loca

evoco los misterios con dilatado empeño,
evoco la bravura del   mar contra la roca.
Un sempiterno Ulises se relaja en mi ceño.

Amílcar Luis Blanco