Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

viernes, 24 de febrero de 2012

CANTO DE SIRENA




¡Qué canto "Vuelve Sirena"!

Qué canto, mi niña clara.
Qué procedencia de mares
en las ojeras azules
donde circulan las algas
y las corrientes de sales
que enturbian en lo profundo
las nostalgias ancestrales
de los que han perdido el rumbo
al garete, sin fronteras,
en los ruidos, serpentinas,
y festones mundanales.
¡Qué canto tienen las rocas,
las serpenteantes escamas
de ancas amordazadas
y deseos y esperanzas
de andar en son de mujeres
y tienen sus largas piernas,
para siempre maniatadas
y las puertas de sus sexos
celosamente cerradas!
El mar abastece y quiebra
angustias y pedernales
y las olas rompen mustias
en diminutas arenas
el piso que pisa el hombre,
enamorado con furia,
llevándose entre los brazos
esa doncella que tañe
como un badajo de sombra
el corazón de las tardes
y que leve, quizás muerta,
encuentra el calor tardío
de un amor que la recela
y que nada puede darle
porque la larga cadena
que  une a la luz la tiniebla
rompió ya su pasadizo
y se cuajó toda niebla
y le dejó todo el peso
de su irreparable ausencia.



Amílcar Luis Blanco (Pintura de Donato Giancola)