Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

domingo, 11 de mayo de 2014

MUJER Y VESTAL









Esa vestal ausente,  de “untuosa anatomía”,
después del escalpelo que le dio su sentido,
espera en sabio ardor, el seminal latido,
en el útero actual y no en la piedra fría.

La ventura en la savia primaveral se mece
Y la mujer de mármol se distancia y desvía
de la carnal, presente, que en su deseo crece
y vuelve a la remota que inspiró su armonía.

No hay sol que se divorcie del connubio de un día.
Menos del que se invoca, cuando el úrsido mece
su volcán sobre el vientre de la tierra baldía.

E invertido la siembra, la preña, la estremece
de una savia, una lava; la  pasión de su hombría.
Porque habrá un hijo entonces y el hijo prevalece.

Amilcar Luis Blanco ("El velo de Ariadna", pintura de Víctor Hagea)