Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 30 de enero de 2014

Hay una unción




Hay una unción de lentas azaleas
y baja de sus manos y su esplín la sostiene
desde las cuentas rojas del collar a su tenue rubor.
Nadie que ella quisiera se parezca
se asoma aún al celo de su  sangre.

En ese corto espacio del espejo,
en esa desnudez de sombra y azucena
en que el cuerpo se guarda en ilusión de ausencia
vibra el fulgor, la llama, la aquiescencia,
de la porción de cielo que la esconde.

Amilcar Luis Blanco (Pintura de Wilhelm Gallof )