Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

sábado, 22 de noviembre de 2014

PESADUMBRE





Te dejé junto al mar desnuda y sola,
feliz, mitad arena, mitad lienzo encendido junto al día.
El alba comenzaba y vos tenías
en tu mano atrapada una paloma.

El viento parecía querer morderte, llevarte,
porque tu cuerpo estaba iluminado,
tus turgentes volúmenes hablaban,
detenían las sombras y ensuciaban de dudas el transcurso.

Y mientras me alejaba mis pasos en la arena
parecían llevarse a porciones distantes tu alegría
y de pronto sentí el sendero ágil, el corazón latiente
y esa ciénaga inane de lo absurdo;
la pena de alejarme a otros quehaceres y dejar tu alegría de niña y de paloma.

Amilcar Luis Blanco (Pinturas de Mirta Noemí Camean y Janto Garrucho)