Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 27 de julio de 2016

ESPALDA

Mujer sentada de espaldas

Desdeñosa, hierática, volviste
rostro, senos, vientre, pelvis, muslos
a la pared.
Y de mudez tu espalda compungiste
en sollozos,
Lloraste dentro de mí.
Quien hubiera  querido oírte
habría apoyado sus ojos
callándose
en tu espalda.

Quien hubiera querido oírte
habría lastimado sus hombros
en el membrudo silencio
que  ofrecías.
Ese duelo elocuente
de callar y mostrarse
convertido en abismo,
En  muralla de sombra.
En escollo de roca transparente.

Probé encender mi olvido
en tu silencio
mientras miraba tu espalda
pero me faltó yesca
para raspar el fósforo
de mi vulgar deseo
mojado en el torrente
de la vertiginosa indiferencia
que amaneció total
desde la oscuridad de tu tristeza.


Amilcar Luis Blanco ("Mujer sentada de espaldas", oleo sobre lienzo de Elisa Rodríquez González)