Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

lunes, 4 de julio de 2016

ADAN Y EVA

Sin dejar de mirarla él le dijo:
"La luz está en tu cuerpo
y también el futuro"
"El de quién"- preguntó.
"El de todos nosotros"-
contestó él.

Después se precipitaron.
Cayeron uno sobre otro.
Rodaron desnudándose,
ávidamente.
No hubo rincón del mundo
del que no desbordara
su codicia de amantes.

Una riqueza turbia
de diamantes en celo
destelló entre las sombras
y generó el latido;
una pulsión de sangre
que recorrió los días.

Tan grande fue el delirio 
por los dos consumido
que una estrella distante
arrebató los brillos y las luces
las pavesas del fuego
en el que ambos ardían
y las sembró en el cosmos
para siempre
convertidas en hombres
y mujeres.

Amílcar Luis Blanco  (Pintura hiperrealista de Damian Loeb)