Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

martes, 19 de enero de 2010

"La Argentina incorregible"

La Argentina incorregible, en boca de los opositores, suele ser como el "peronismo incorregible" en la pluma de Jorge Luis Borges. Una especie de veredicto genial que nos resumiría, que sintetizaría nuestra esencia. Los que usan y abusan del concepto comparan nuestra nación, peyorativa y constantemente, con cualquier otra nación de la tierra, y salimos perdiendo, creen que cualquier acción, conducta, gesto, ademán, palabra o lo que fuere de los Kirchner quienes, hoy por hoy, conducen sus destinos, está signada y estigmatizada por el mal o lo peor y que sale perdedora en cualquier certamen de virtudes o bondades. No admiten réplicas. Quienes disentimos con los voceros o propaladores mas mediáticos de este latiguillo o sambenito, de funestos augurios para nuestras posibilidades, integramos la legión de los que no escuchamos a los demás, somos dictatoriales o tiránicos y hasta, incluso, provocamos miedo en personas decentes y bien como Mirtha Legrand. En suma, somos incorregibles aún cuando no seamos peronistas. Quienes nos piensan y estigmatizan de ese modo en realidad no piensan. Aceptan, sin analizar, el aluvión mediatico que editorializa y elabora sin pausa esta suerte de episteme o supuesto, de preconcepto con el que se juzga y denosta todo lo que el gobierno hace, bien o mal. En semejante telaraña la gran proporción de quienes integramos la comunidad humana de este país, desempeñándonos en diferentes roles y actividades, quedamos entrampados, paralizados, obnubilados o imbecilizados. Un ejemplo de estas prácticas que además de ser mediaticas tienen cómplices políticos y sociales la constituye toda la puesta en escena que se hizo en torno a los decretos que crearon el fondo del bicentenario y el que destituyó a Redrado. Un burócrata por sobre la máxima autoridad republicana. Un golpe que intenta desequilibrar y ridiculizar una vez más la figura presidencial ¿Quiénes somos los incorregibles, los que integramos el 51 % del electorado que votó a Cristina o los grupúsculos de oposición tergiversadores y mentirosos?