Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 28 de abril de 2010

Somos los cuerpos
Guardamos secretos
iguales a las cosas.
Somos cual contrabajos o maderas
o frascos con miradas y preguntas
iguales a monedas
tapices y destierros
y camas en alcobas ya sin uso
o pisos de salones ya bailados
poblados por fantasmas.
Cargamos esquinas de casas y calles,
mansiones que se vuelan
y ganan posiciones
y espacios estelares.
Piedras, objetos, pipas,
libros, enseres, herraduras
y tulipanes secos.
Tenemos así objetos con huecos y preguntas;
ecos que son violentos,
suaves, temblorosos;
tiernos de tanto que ha pasado.
Guardamos viajes de universos que traspasan
la opacidad de los objetos.
Reconocemos marcas indelebles en las cosas
de aquello que ha pasado.
Y una tristeza rota
volviendo por sus fueros.
Todo el ayer nos habla, experimenta
sobre el fugaz estar sentados hacia una mesa
de manteles tendidos al más allá.
Y sobre ese horizonte,
una delgada cuerda,
colgada de los sueños,
hacemos equilibrio.