Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 29 de abril de 2010

Yo se que vos sabés, los dos sabemos,
la inmensidad de mar que nos queremos.
En esta inteligencia
deberíamos vernos con frecuencia
Y estrenar, para ser, otra soltura
Que nos lleve a vivir la sabia ciencia
de dosificar nuestra locura
en la cotidianeidad de la experiencia.
En un café, una tarde, en una cama,
un beso, una palabra, o una llama,
ardiéndonos en palmas o mejillas.
En fin que un sí, un no, unas caricias
nos pongan tan atentos, como niños,
en plan de disfrutar nuestros cariños.
Yo se que vos sabés, los dos sabemos,
Lo difícil de ser, lo milagroso,
de nadar este mar de luz sin remos,
apenas con palabras
y muy mezquino rédito de gozo.
Por eso te convoco y nos condeno
a abrirme para vos, a que te abras,
a la sensualidad de lo terreno.