Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

viernes, 13 de mayo de 2011

En el claro de acero del espejo

En el claro de acero del espejo
tu cuerpo me mostraba la ígnea fruta
del deseo mordaz, urdimbre astuta,
seductora y audaz. Arduo reflejo

de la sed y el versátil aparejo
lábil y tentador. Transida ruta
de un comienzo feliz que siempre muta
hacia el dolor de lo que pierdo y dejo

Tu amor no se me da. Nada me inmuta
Sólo tu amor pondría en mí el festejo
de una pasión absurda y absoluta.

Queda tan sólo un pálido bosquejo
de lo que pudo ser; una permuta
entre el ser y el no ser al que me alejo.