Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

lunes, 23 de mayo de 2011

A una ausencia

¿Cómo no creer que tu asistencia pura
fuera el agua que corre largamente
por el jardín de mi existencia oscura,
si al ya no estar destruyes el latente
sueño que gobernaba mi locura
y quiebras el sonido y la hermosura?

Si ya no estás, amor, si ya te has ido
como se van las aguas y los días,
escurriendo su luz y su sentido
entre sombras, distancias y apatías.
Habrá un reloj que marcará un latido
tras cinco horas de tu yo vacías

Y habrá también, quizá, una melodía,
incesante, surgida de tu ausencia;
y una rosa ligada a una apariencia
que floreció en mi edad y aunque tardía
prendó mi corazón y mi conciencia
y les dejó una atroz melancolía.