Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 19 de septiembre de 2013

Anduve entre tus ojos y tus manos


























Anduve entre tus ojos y tus manos,
criatura del infierno que creabas,
ese centro de fuego, siendo el agua
o la materia insomne, incombustible,
resistente a tu voz y tus maneras.

No te bastó tratarme y destratarme
para que mi estructura agilizara
el intento de ser que soy, la sombra
o la escuadra de luz hecha momento;
una extrema y extraña singladura.

Escapando de ti, mitad fantasma,
mitad hombre de absurdo embarazado,
quede mudo, desnudo, en amor claro.
Fui la espera, un sendero de la nada,
una paciencia azul que se deslíe.

Anduve entre tus ojos y tu alma,
entre tu cuerpo y mar y telarañas,
en el ámbar tejido en tus pupilas,
la red radial silente de tu sangre,
en racimos de albas y de ocasos.

Extranjero y difícil, no bastaba
tratar de contenerme y olvidarme,
preciso era tejerme y destejerme,
ovillarme sin paz, desovillarme
y convertirme en duelo y en patraña.

Amílcar Luis Blanco (Alma Tadema "El traje favorito")