Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 18 de septiembre de 2013

KEOPS



















Ya no estaban allí, ya se habían ido
los duros dromedarios del silencio,
los alfiles del sol piramidales,
los absurdos tallados en las sombras.

Ya no estaban allí, sólo la esfinge
resistía el embate sin fronteras
de las arenas sueltas del desierto
y sus vuelos ardientes en el viento.

Sobraban las astucias y los gatos,
en la pregunta infiel de Shopenhauer,
su mismidad exhibían sin recatos.
La piedra respiraba sólo tiempo.

Amílcar Luis Blanco