Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

domingo, 6 de diciembre de 2015

AGONÍA DEL FAUNO



Lujurioso en deseos el hombre se retuerce
por seducir la muerte ciñéndose a la vida.
Y se tizna y engrasa hecho un fauno al mecerse,
a la mujer se abraza y atrasa su partida.

La mujer le da juerga y locura y  huida.
Desnuda sus vejeces, ríe al ensombrecerse,
inflama el fuego fatuo, anestesia la herida
y el sátiro se olvida y se ensalsa sin verse.

Su torso es una llama de turbiedad y humo,
no tiene ardor, titila, es lívida potencia.
Ya sus labios no liban de la lascivia el zumo.

Un acíbar amargo los moja sin clemencia.
Quieren ceñir el torso de una sombra sus manos
y más gruesa la Parca lo ciñe en sus arcanos.

Amilcar Luis Blanco (Pintura de Cesar Santos)