Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

domingo, 24 de octubre de 2010

Continuación de "The waste land" en traducción de A.Blanco

Ciudad irreal.
Bajo la niebla marrón de un atardecer de invierno
una multitud fluía bajo el puente de Londres, tantos,
no había pensado que la muerte hubiera deshecho a tantos.
Suspiros, cortos y frecuentes, eran exhalados
y cada hombre fijaba sus ojos delante de sus pies.
Fluían arriba y abajo de la calle del Rey Guillermo
hasta donde Santa María de los Desamparados daba la hora
con un sonido muerto en el último trazo de las nueve.
Allí vi uno, allí supe y lo detuve. "Llorando, Stetson.
Tu que estabas conmigo en los buques, en Milas.
Ese cadáver que plantaste el año pasado en tu jardín
¿Ha comenzado a brotar? ¿Florecerá este año?
¿O la helada repentina ha perturbado su cama?
Mantiene al perro lejos de ahí, ese amigo del hombre,
o con sus uñas él lo desenterrará nuevamente.
"¡Oh tú, hipócrita lector, mi semejante, mi amigo"