Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

martes, 17 de abril de 2012

EL CANTO DE SHANGÓ

:


Canto a la fiebre del canto,

a la encendida orilla donde Shangó palpita,
mueve las plantas nacar de sus pies
y acomoda los labios de ébano bruñido,
gesticula,
camina y adelanta la mandíbula hiriente,
camina y retrocede y murmura y canta:


"Blanca, bajo tu piel de nacar
una negra persigue
tu ilusión de azucena"

"Negra, bajo tu piel de cobre
hay andar de pantera
y una envidia de blanca
que desespera"

Se mueve blanca en la sombra
y negra en la claridad
la mujer blanca,
la mujer negra,
del orishá.
Bajo la luz de la luna,
flotará,
vestida de alborada
flotará,
calzándose espuelas
cabalgará montando el horizonte,
cabalgará,
y dejará un fulgor en las guitarras
palpitante.
Será el ardor del beso derramado
sobre los párpados de Shangó.

Amílcar Luis Blanco
(Fotografía de Manolo Caracol y "Mujer acostada", pintura de Paul Gauguin)