Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

sábado, 14 de abril de 2012

LA PACIENCIA DE AMAR






Tú, que sientes la paciencia de amarme,
además y por cierto me iluminas,
dejas tus ascuas de ausencias
clavadas en mis soledades.

Loba, sirena, ninfa, mujer,
pero, amablemente, duna bajo viento,
sensible a la caricia
y tierra en barbecho y piernas de río.

Yo, todo una pupila de cielo abierto
para abrasarte bajo una luz
cuya hoguera se gesta en mi sangre
y no se cansa de mirarte.

La paciencia de amar y ser
enlaza los rincones,
llueve sobre los cuerpos y los une
atándolos a ecos y distancias.

Amílcar Luis Blanco