Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 12 de julio de 2012

EL AMANTE




Ardo en pasión, atormentadamente,
en tormentas que amainan en  orillas
de tus muslos y suaves pantorrillas
tu estimulante grupa,  surco sin oriente.

Mis palmas ya no alcanzan, ni mi mente,
a tus senos y  cárdenas arcillas
y mis besos y lengua son ardillas
jugueteando en tu flor concupiscente.

En tu pozo más lábil, maravillas
encontrarán mis dedos. En la fuente
por la que fugan libres y sin grillas

viejas, eslabonadas, a un poniente,
las acres penas turbias en astillas
y brotan  alegrías en lúbrico torrente.

Amílcar Luis Blanco (Pintura de Franklin Ramos)