Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

sábado, 20 de octubre de 2012

Soneto de la luz y la penumbra





























Esto de atar el cielo a la penumbra
es un hábito triste y desmañado.
Bueno es vivir en paz e iluminado.
Acercarse a la dicha cuando alumbra.

Porque aquél que a las penas se acostumbra
vive para sufrir desconsolado
se enturbia él y enturbia al que a su lado
se esfuerza en dar placer y lo vislumbra.

Tratar de ser feliz y ser gozado
De sentir que la vida nos deslumbra
Buscar la luz y ser iluminado

Ser el fulgente rayo que se encumbra
E irradiarse sin fin desenlazado
De la sombra mortal que se columbra


Amílcar Luis Blanco  ("Como en la vida luces y sombras" Oleo de Imanol Basurto)