Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 24 de octubre de 2012

SONETO A LA MUJER AMADA

































Yo quiero que tu quieras que te ame
porque eres el principio de mi mundo
El infinito sin cesar profundo
Inagotable fuente,  agua que lame

mi libertad total y mi derrame.
Mi ser es en tu ser y en él me hundo
Pero esa comunión en la que abundo
me devuelve al que soy ya sin reclame.

Tu mirada es el cielo del segundo,
del instante total en que lo infame
se redime del mal y quepo y cundo

en cada eco en que tu voz me llame
y haga comparecer en lo jocundo
en lo triste lo débil lo rotundo


Amilcar Luis Blanco (Retrato de mujer por Amadeo Modigliani)