Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 15 de agosto de 2013

ELLA



























Ella no está, ella no es, ella me rompe el ruido.
Quedó quizás cayéndose de mi dolor antiguo
y ocupó las distancias de mi beso.
En el imaginario de la tarde cuando el sol descendía;
su disco rojo cayéndose en los umbrales de mi infancia.
Esa mujer, ella, digo, pues desnudaba y en delirio de luna
apenas si  cubría su  cuerpo centelleante
dentro de sus corpiños o sus bragas 
en la campana transparente
de una leve tela de algodón
O echada la rodilla doblada el muslo terno
contra la colcha gris de  siestas en la cama
se quedaba en el centro de mi fulgor, en llamas
acometiéndome por nardos y mejillas sólo ya con mirarla
haciendo  me sintiese al borde de un abismo,
salvándome tan sólo si aferrado a su mano
pudiera contenerme como una torre de agua
o un infierno trepándome entre piernas;
todo me desglosaba y me caía convirtiéndome en fojas,
glosarios, en follajes, en hojarascas mudas, en espacio.

Amílcar Luis Blanco ( Soledad Fernández (España)MUJER BONITA PINTADA AL OLEO SOBRE LIENZO)