Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

viernes, 2 de agosto de 2013

LA RISA























¡Ay, la risa, la risa y la sonrisa!
Tan inconsútil, tan evanescente,
afloja el duelo valerosamente,
quita peso interior y nos desliza.

Un ballet aligera y agudiza
la soltura del alma diligente
a través de la danza displicente
de los labios abiertos a la risa.

Y la luz y la sal y lo emoliente
encuentran su ocasión y patentizan
la paz, la laxitud más eficiente

en la musculatura cuando hechizan
porque extienden los ojos y la frente
y alumbran  el adiós y lo suavizan. 

Amílcar Luis Blanco. (Fotografía de Marilyn Monroe riéndose)