Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 23 de octubre de 2013

ESE



















Aquél que sufre, cae y se desvive,
ese, el de la siniestra milagrosa,
el que lleva su cuerda gruesa y sobre la nuca.

Que cuando da su espalda lo dio todo
y entonces deja sin cesar su nada,
su ausencia solamente en la mirada.

Ese, cuya cerviz y cuyas manos
son entregados al latir sin tregua
de la angurrienta máquina del día.

Su sésamo, un bostezo, le abre
el portón interior para que duerma
acogido en la sombra, recia amante.

Ese soy, ese eres, ese nunca,
ese jamás; la transparente ingesta
del vientre melancólico del tiempo.

Ese que llueve incluso y se decanta
aún desde la ausencia de sí mismo
desde el temblor azul del universo.

Amilcar Luis Blanco (Copia de Magritte)