Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 28 de enero de 2015

PARA QUE VIVAS


















Ábreme el corazón, amor,
para que viva;
para que otra eternidad,
que no sea la tuya,
no me consuma.

Ábreme el corazón que arde en tus manos;
el que mete tu tiempo entre mis años.
El corazón tenaz que me consuela
cuando llueve la angustia
y se mustian los labios
por la menuda ausencia de tus besos.




Amílcar Luis Blanco.