Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 12 de septiembre de 2012

LUCES Y SOMBRAS
















La vela se consume y me recuerda
cómo a medida que ardo me voy quedando solo
cifrado en la condena del fulgor de la llama
mermando en los ocasos
En realidad mi alma milagrera sueña con la ternura del fuego
Imagina extenderse difundirse en esa luz que bruñe supeficies pulidas
Y rescata contornos de la sombra

La transparencia se instala y nunca tiembla
Los cuerpos de tiniebla bailotean alrededor de la luz
Se vuelven voluptuosas corrosivas penumbras
Y contagian las aristas más duras de lánguido crepúsculo
Mientras el pabilo expele el humo ennegrecido
Y la cera transmuta en lágrima caliente
La soledad ansiosa que se cierne hecha mujer y celo palpitante.


Amílcar Luis Blanco (“Luces y sombras” Oleo sobre tela por Diego Campos)