Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 23 de abril de 2014

El beso





Hay que poner el beso donde se sueña el beso
su ardor y su frescura en los labios atentos,
en rosas de ansiedades, hielos, fuegos y alientos
y latidos y fiebres en fuga y en progreso.

Abandonar la boca en hipnótico acceso
y dejar a las lenguas impulsar movimientos
tendientes a enervarnos raíces de tormentos
confiando a la blandura el gozoso proceso.

Poner carne con carne los álgidos fermentos;
en base de mandíbulas el lánguido suceso
de dar vuelo a las sangres y los merecimientos

y a partir de ese sorbo amarrar nuestro exceso
de amor y de libido y humores y aspavientos
sellándolos en alma de pasión, cuerpo y seso.

Amilcar Luis Blanco  (Pintura de Eivar Moya)