Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 17 de abril de 2014

GABO NUNCA TE IRÁS





Vivir así tú Gabo te desmadras
en esa sal de risa y despedida.
Eso porque se vive sin salida
ni corrientes de sol y salamandras.

Navegar esos ríos de Colombia
entre la selva verde y los zancudos.
Vivir sólo vivir lianas, escudos,
abrevando en un agua que columpia.

Ingresar en suburbios, corazones,
de Cartagena de Indias, en los tallos
de las ardientes siestas y los sones
de campanas y ánforas y gallos.

Estar con ellas y ellos esa Eréndira
hembra del oropel y la caléndula
y Aureliano Buendía y Cozumel
hechos de magia fría y aromas de clavel.

Y estar en la escritura y el papel
y desde Aracataca a Bogotá
donde fuma un periódico sin él,
un chicano que fuma y ya se va.

Gabo nunca te irás de haberte ido
porque siempre hasta el rabo y la espinilla
has quedado en tu prosa y su sentido
y en una alborotada maravilla.

Amílcar Luis Blanco