Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

martes, 15 de julio de 2014

Sentada y en silencio





Tu estabas sola, sola y en silencio,
abandonada en el sillón
sentada entre tu lánguida elegancia;
abandonada como el sol,
vestida
de muda temperancia.

Y yo te contemplaba embelesado
sin animarme a nada.
Estabas recubierta de tiniebla.
Un vestido de raso de tiniebla.
Y tus hombros, tu cuello, tu antepecho,
tus manos y tus brazos destellaban.

Eras un sol mujer reconcentrado.
Metida en el sopor de tu silencio.
Hundida en el hacer de tu abandono.
Decorando la luz por todas partes.
Iluminando el lienzo de la arcilla.
Y despojando el cielo de ventanas.

Amilcar Luis Blanco (Pintura de John White Alexander "Mrs. Herman Duryea)