Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

lunes, 11 de julio de 2011

Hijo o ángel virtual y merecido


“Desde el fondo de ti y arrodillado
un niño triste como yo nos mira”

Pablo Neruda (Crepusculario)


Quiero que me desvistas y me beses,
de afilada manera,
como un buril de sol, como un cuchillo,
que limpiara de sombras la pradera.
Así podré mirarte y verte el brillo
de lasciva madona.
Agua y luz en tu frente y en tus ojos
Y un saber que si dejo de mirarlos,
continuarán mirándome a su antojo
como si me estuvieran esperando.

Entonces, aunque llegues desde lejos
y sólo seas nostalgia,
sobre tu imagen hecha de reflejos
deslizaré mis palmas como bocas sedientas
en tus senos, pezones y regazo
en caricias magnéticas y lentas
para sorber tu luna trazo a trazo.
Sentiré tu tersura de fiebre que contagia
lo tibio de tu calma; esa seda sin lazo
del amor producido por la magia.
Haré amor y pasión, a la que fluyan
de nuestros cuatro labios y latiendo
besos de dos deseos que construyan
un tercer corazón que esté naciendo.

Amílcar Luis Blanco