Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 21 de julio de 2011

LA PUÑALADA


Vistean limpios cuchillos,
sórdidas hojas, facones,
filos que muestran sus brillos
en fogosas efusiones.
Hembra, macho; pesadilla
de andar juntos y apoyarse
uno en otro en cada orilla
y en cinturas hamacarse.
Quitarse la puñalada
punteada en magro destino.
Quitarse el dolor, la espada,
la lucha del mal camino.
Tornearse de pies y manos
y muslos y pantorrillas
para recorrer arcanos
con trompos y maravillas
y taconeares ufanos.
Huir de la puñalada
en alegres pasos vivos
ritmos de sangre festivos
y sombras en retirada.

Amílcar Luis Blanco.