Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

viernes, 2 de diciembre de 2011

ORFEO Y EURÍDICE


Hierve la sangre, alienta, sin encontrar su tope.
Circula incontenible por mis venas y vasos
ardiéndome por ser entre tus brazos,
el potro que despliegue su visceral galope.

Urde la sangre el ansia del temulento choque
y busca el laberinto, guía para sus pasos,
que lo lleven al sitio donde aferren sus lazos
nuestras manos y labios sellen ebúrneo bloque.

Si, Eurídice, me esperas por mor de que te toque
y haga temblar la fiebre que vibra en tus costados
traspasaré la niebla sobre el leteo. Enroque

con Hades mismo haré y en su estigio mis hados
me reunirán contigo cuando blanda el estoque
de mi órfica pasión en los eternos prados.


Amílcar Luis Blanco (Pintura de Gustav Moreau)