Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 23 de octubre de 2014

AGÓNICA CAMPANA




Agónica campana tañendo entre el tumulto,
monacal, medieval. La pollera de fémina
y una cosquilla de badajo, un golpe
y otro golpe, llamándonos sin tregua
con voz antigua pero enamorada.

Un corazón sexuado ya se raja
del metal amarillo y envolvente, reclama,
perdida entre el clamor de motores,
bocinas y sirenas, ahuyentándose
y hace brazos y manos de tañidos.

Esa calma campana que sonaba
en la extensa llanura y llamaba a los fieles
hoy apenas se escucha y, sin garganta casi,
sus disfónicos golpes retroceden 
hacia un tiempo de sombras.

Esa mujer campana que sabía
estar entre nosotros como el día.
Abría sus doseles y los turnos de orar
y dejaba un perfume de vibración.
Ahora se va, se aleja, repartida entre grillos.

Amílcar Luis Blanco ("Mujer con vestido amarillo", oleo sobre lienzo de Max Kurzweil)