Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 18 de marzo de 2015

TU MIRADA
























Antes, cuando la tarde se quejaba,
no entendía tus ojos,
no sabía a qué atribuir ese sigilo transparente.

Había recelos sin respuestas,
horizontes baldíos detrás de tus miradas.
Decidí escudriñarlos y ahora no los veo.

Y en donde ya los miro y no los veo
está la selva, 
su ilusión de montaña, 
su esqueleto.

Y donde yo te sueño ya no hay nadie;
garganta suficiente 
para beber tus ojos
o articular fonemas con tu nombre.

Esos ecos de letras desmayadas
desfallecen entre luces de alcoba
pero saben a bosque y lago quieto
y hacen crecer el cielo todavía.

Amílcar Luis Blanco ( "Transparencia en el atardecer", oleo sobre tela de Ennio Montariello)