Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

martes, 13 de septiembre de 2011

CAMPOS AMARILLOS

















Violando la siesta amarilla,

cruje la cigarra bajo la gramilla.

Y su canto arde

alveolo del puro pulmón de la tarde.

El cóncavo cielo, atorbellinado,

respira rumores lejanos y voces,

lóbrego, inclinado.

Y el vibrátil grillo,

promueve destellos y ásperos roces,

cual cifran los soles en un cauto brillo,

sus fuegos y hervores

y cierra el poniente con fuerza de anillo.




Amílcar Luis Blanco