Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

domingo, 11 de septiembre de 2011

TU ROSTRO



Cuando te miro parto
del silencio furtivo de tus labios.
En las líneas abiertas de tu rostro
está la ingenuidad que necesito
para seguir creyendo.
Cuando te miro viajo
al silencio furtivo de tus ojos
y se que tras tus párpados cerrados
existe un paraíso
para los dos creado.
Cuando te miro el ángel
que desvelara Rilke me convoca
porque siento crecer la maravilla
del melodioso par de comisuras
de tus labios y siento que las dunas o ánforas
teñidas de nocturno plenilunio
que me ofrecen tus pechos en silencio
me vuelven a la magia del amor encontrado.

Amílcar Luis Blanco