Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

lunes, 16 de enero de 2012

LA LUJURIA



Hecho un príapo hirsuto,
con lascivia de sátiros errantes
y sexo basto y bruto
iré sobre tu carne y su apetito;
allí donde sus valvas palpitantes
ya no soporten el carnal prurito.


Exudaré elixires de lujuria,
jugos libidinales,
para mojar la fiebre de tu furia
en liquidos carnales.
Quiero aliviar tu comezón salvaje,
ser tu cabalgadura y sus herrajes
hasta el convulso sismo de tu viaje.


No dudaré labrarte con mi boca
los senos de la tierra labrantía,
el vientre, el pubis, la boscosa roca
y la apertura tierna de la umbría
cavidad que te interna y me provoca.


Mis manos andarán por tus turgentes
nalgas y pantorrillas,
muslos, glúteos, crisálidas fervientes
para las mariposas amarillas
con alas de pestañas
que de tus ojos van a tus rodillas.

Amílcar Luis Blanco ("María Magdalena" de Jules Joseph Lefevre)